La joyería siempre ha acompañado al ser humano, conocemos de los dibujos en cuevas, pero antes de esto es de suponer que las piezas y adornos que acompañaban al hombre prehistórico estaban ya presentes.

La joyería siempre había representado un modo de distinguir a la persona por su rango o su posición en la sociedad y hasta hace pocos años este fue quizás el motivo de mayor inspiración en la concepción y uso de la joyería. “Status symbol” Hoy en día esto ha cambiado radicalmente. Las joyas hoy buscan reflejar nuestro yo y como nos vemos a nosotros mismos. No son artículos que representan una posición social o un deseo de mostrar lujo sino más bien una ventana a como nos vemos a nosotros mismos ante los demás. Hoy buscamos en la joyería artículos que reflejen nuestra personalidad, nuestra verdadera esencia. Su inspiración es tan personal como un perfume, una camisa o nuestro ring tone del celular.

La plata puede describirse como un material precioso, y amigable al estilo. Permite una función versátil y de amplio uso en cualquier ocasión. “Con la plata una mujer puede lucir como quiera: simple, elegante, a la moda o hípster”.

Esto hace que hoy en día todo este permitido en joyería, depende de ti, de tu gusto de cómo quieres que sean tus accesorios más allá de lo que la moda dicta.

¿Qué es el minimalismo?

Viene del inglés “minimal” (mínimo), que lo utilizó por primera vez Richard Wollheim en 1965 (filósofo británico).
Su lema: “menos es más”.

El minimalismo es una corriente estética, que surge en la década de los 60´s, considerada en sus comienzos como una versión corregida del racionalismo, pero que ha logrado despegarse y convertirse en un modo de ver el mundo sin ser radical en absoluto. Aunque el minimalismo procede del mundo del arte, diseño y arquitectura, posee su correspondiente en joyería. Las joyas minimalistas son piezas de gran sencillez, muy finas con respecto al grosor de material, que apenas llevan ornamentación. Resurgen después de la explosión de tamaño y color de las joyas XXL en estos últimos años. Actualmente, ambos tipos de joyas, minimalista y XXL conviven sin problemas.